<







 




Contacto ------------




Rocio Biedma”Poeta
Cuenta con diferentes Primeros Premios de Poesía, Locales, Nacionales e Internacionales.
Su obra poética aparece recogida en más de ciento cincuenta publicaciones tanto en Antologías como en Revistas Literarias.

Implicada además en poesía Social, Derechos Humanos, Mujer, Igualdad,No Violencia, etc., es invitada usual en recitales, presentaciones y como declamadora.

Colaboradorahabitual del Diario Jaén y del programa “Desde Yayyan” en Uniradiojaén.

Ha prologado los libros: “Almutayab” de Gabriel Gil, “El árbol de la Vida” de José Manuel Pozo Indiano, “A la Sombra de Abril” de Paco Mateos, “El Olivo y la Rosa” de Juan Risueño y “Vientos del Verso” de Antonio Portillo.

Ha publicado su poemario “El vértigo de la libélula” con la editorial Ópera Prima (Madrid/ España) en 2016, alcanzando hasta el momento una tercera edición.

Pregonera “XVII Madrugada 2016” Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno en Jaén.

Autora de la letra del Himno del Colegio Público “Alcalá Weceslada” de Jaén.

Invitada a el 16º y 17º Encuentro Internacional de Poetas y Narradores De las Dos Orillas Y 6º y 7º Congreso Americano de Literatura en Punta del Este(Uruguay), siendo condecorada con la “Medalla de Botella al Mar en reconocimiento a Poetas y escritores”.

Ha presentado su libro y declamado su poesía en el emblemático Bar Tortoni de Buenos Aires el pasado octubre de 2017.

Invitada a la Feria del Libro de Cataluña en el Día de San Jordi en 2017 y en el próximo día 23 de abril de 2018.

Ha asistido entre muchos otros por toda la geografía Española, a varias ediciones del Encuentro Hispanomarroquí de Poesía, celebrado en la Ciudad de Tetuán, siendo Homenajeada en el V Encuentro celebrado en el año 2015.

Miembro de REME, MPI, CEDRO,El Laberinto de Ariadna en Barcelona,Ateneo Blasco Ibáñez de Valencia, Asociación Artística Aliar en Granada, Mujeres Artistas de Jaén, Grupo Literario Oliversando, entre otros.






.


 


“Rocio Biedma”Poeta


Al principio creí que era un pájaro…
…tal vez una mariposa.

Y al acercarme,
tan sólo hallé unas manos,
aladas, de plumas incontables,
y sus dedos, sedosos,
como ágil bailarina
de lluvias y poesía.

Más tarde, pude ver
su trazo, de ríos cotidianos
que se desviste de oscuridad cada mañana
para ponerse un alma
de realidad y de milagro,
con olor a almendro.

Y pude emocionarme al contemplarlo.
Como un parto, brotó de entre sus alas agitadas
esa luz, nacida de su yo,
prolongándose en su línea.
Esa línea que anida en el silencio
y boga sin remos por el tiempo,
con rumbo incierto
y con las ilusiones agitadas.

La que irrumpe
con la certeza de salvarse del naufragio.
Dolida. Loca.
Resbalando, lujuriosa,
por el lienzo dormido,
con el afán de existir,
partiendo de la intuición y el gozo
de ser mecida por las olas.

La frágil y delgada
que florece de sus manos
y multiplica de la luz sus abalorios,
retorciéndose, indecente y desnuda
por los belfos del abismo.

La que va en busca de la sombra y de los ecos,
para teñirlos de paraíso
y hacerlos girar, como dos mundos.

La misma que no tiene recta,
la que moldean sus dedos
y suavemente acomete,
se curva, y da la vuelta.
Y devora el blanco de la nada
para, al menor descuido,
de primavera sentirse herida.

La que viaja incansable
veloz, hacia otros días,
y ensarta, como un hilo
las perlas que provocan soñar
los mil colores, y explosiona a veces,
en músicas y versos
amando a cada instante lo finito,
sin vértigos, ni cipreses.

La que huye siempre
buscando ese caudal prodigioso y fascinante
donde poder desparramarse
y hallar su propio equilibrio
de luces, pátinas, brillos y crepúsculos,
para después, descansar para siempre
plasmada en armonía.

Traviesa y divertida,
a veces novia,,
a veces viuda,
provocadora y niña,
constante o discontinua
ruidosa y fresca,
altiva y fría,
que irrumpe cual tormenta,
para mojar los iris y ser perseguida,
y desemboca de mil formas
expresando el alma de esas manos
que la empujan a salir a escena
e interpretar su lira.

Ese trazo suspendido
que desdibuja el tiempo,
no está solo.
Ni siquiera llegó,
ni hoy se queda.
Tan sólo sobrevive
por que fluye de una sangre desde dentro
y deja derramarse
todas las lágrimas que guarda en sus pupilas
y se alimenta de un corazón
que arroja por la borda sus lívidos tesoros.

…Al principio creí que era un pájaro
ahora,
sólo entiendo unas manos intensas de gaviota,
que se alzan al vuelo dejando en el horizonte
una línea punzante que engarza estrellas,
algunas soledades, emociones y otros verbos
y se retuerce, como el rizo de un cabello
para crear el nombre de su dueño:

Ricardo
Rocío
Blanco

Rocío Biedma
((A mi amigo y Artista Plástico Ricardo Rocío Blanco)



 

 


Contenidos
Galerias de arte
Centros Culturales
Dibujantes Emergentes
Viajes de Interés Cultural
Videos Documentales
Tienda de la Revista
Lugares Históricos
Concursos y becas
Museo Virtual Maldonado
Revista Museo
Museo Torres García 
Radio Museo




lLucia Nieto
Fernando Pirez
Luz Del Alba Rubio




Biografías



Contacto

MAIL: artemvirtual@gmail.com"

Derechosresevadosmuseovirtualmaldonado
Maldonado - Uruguay 2017